Evita los 5 errores más comunes al estudiar

Flag
Sebastian Испанский
30 октября 2017 г.
591
4 минуты
La preparación para un examen no sólo requiere de contar con los apuntes
que tomaste durante tu clase, es necesario contar con la motivación,
[la perseverancia en el
estudio](https://es.verbling.com/articles/post/perseverancia-en-el-estudio)
y la herramientas correctas para poderlo hacer, de lo contrario serán
horas tiradas a la basura, ya que sólo lograrás absorber una mínima
parte de la información estudiada.

Ya sea que estés en temporada de exámenes, te estés preparando para
alguna prueba o te estés anticipando para realizar los ensayos de [un
buen curso de inglés](https://es.verbling.com/cursos/ingles), evita a
toda costa hacer estos cinco errores al momento de estudiar:

1. Distracciones a la mano

En esta era completamente digital parece difícil no estar conectado a
todas horas a las redes sociales, pero este es el principal distractor
que podría impedir tu proceso de estudio. Tener que estar al tanto de
las notificaciones que te llegan o de las publicaciones que hacen tus
amigos te desatienden de tu objetivo principal, el estudio. Para esto,
tienes dos opciones, dejar tu celular en un lugar apartado de dónde te
sentarás a estudiar, o ponerlo en modo “No molestar”, así evitarás estar
volteando a verlo cada diez minutos.

El lugar que elijas para estudiar juega un rol muy importante en tu
aprendizaje, pues decides estudiar en una cafetería o parque encontrarás
mayor interés en ver quién acaba de pasar con su mascota, en qué bebida
fue la que ordenó un completo extraño o en el chisme que se están
platicando las dos personas que están casi a tu lado. Por esto es
importante seleccionar un área de estudio aislado o con nulo ruido, como
alguna biblioteca o el estudio de tu casa, que cuente con un escritorio
y una silla cómoda que no te canse u ocasione molestias durante el
tiempo que te encuentres estudiando.

El tipo de música que pongas al momento de estudiar te ayudará a
absorber mejor la información o de plano te hará fallar en tu proceso de
aprendizaje. Evita poner un playlist que sueles escuchar en el carro o
los fines de semana en alguna reunión, ya que este tipo de música te
motivará a cantar y bailar, no estudiar. Es aconsejable reproducir
música clásica a la hora del estudio, ya que los ritmos y melodias
producen estímulos en tu cerebro que facilitan la actividad de
memorizar, analizar y reflexionar.

2. Ambiente no apto


Como se mencionó en el punto anterior, la selección del espacio es
crítico para lograr un estudio efectivo, pero no sólo se trata de un
lugar libre de distractores, sino que también del ambiente, que este sea
el correcto que te permita concentrarte para llevar a cabo un
aprendizaje práctico y con resultados beneficiosos.

El escritorio y la silla deben estar a una misma altura y que no sea muy
baja, la mesa deberá estar limpia y ordenada para incentivar tu
motivación al estudio, mientras que la silla deberá brindarte el soporte
necesario a tu espalda por el tiempo necesario para prevenir cualquier
tipo de lesiones, o que decidas pasar a tu cama a seguir estudiando. La
iluminación del ambiente no debe ser ni muy brillante, ni muy tenue, es
importante que encuentres un punto medio de luz en el que no lastime tu
vista provocando un dolor de cabeza, o que que te dé sueño.

3. Tiempos muy prolongados

Debes ser consciente que los niveles de atención en el ser humano son
cortos, llegará un punto en el que tu cuerpo y cerebro te pedirán
descanso, lo ideal es evitar llegar a esto, ya que significa que has
agotado hasta tus reservas. Para empezar, descarta esa intención de
“estudiar toda la noche” y mejor organiza tu día para poder estudiar en
varios periodos.

Necesitarás desarrollar un plan de estudio en el que definas los
tiempos, contenidos y aprendizajes que debes llevar a cabo; por ejemplo,
puedes dedicar 20 minutos al día para repasar el tema visto en la semana
y reforzar el estudio antes del examen con etapas de 45 minutos y
recesos de 10 minutos para despejarte y relajarte. No excedas la
cantidad de etapas de estudio, ya que al final será lo mismo que
“estudiar toda la noche”.

4. No contar con los recursos necesarios


Las herramientas para estudiar se derivan en el tiempo, la información
del tema (apuntes, libros, artículos, sitios web, tutoriales, videos) el
espacio físico y las técnicas de estudio. Antes de empezar a estudiar
pregúntate ¿qué voy a necesitar? y haz una lista, ve tachando lo que ya
tengas, y lo que te haga falta marca una señalización de cómo lo vas a
obtener, ya sea si pedirás prestado a tu compañero los apuntes de la
clase, o si harás una investigación para apoyarte con tutoriales y
videos.

Actualmente existe un sinfín de técnicas de estudio con las que te
puedes apoyar para facilitar la preparación de un examen; debes tener en
mente cómo aprendes mejor tú, si eres una persona visual, kinestésica,
auditiva o una combinación de estos. Subrayar los puntos más importantes
que estás leyendo te ayudará a recordar los significativo de ese
párrafo, puedes transcribirlo con tus propias palabras para reforzar lo
leído. Dependiendo de la materia que estés abordando, podrías hacer un
mapa mental en el que resumas y organices tus ideas, esto te favorecerá
a consolidar tus conocimientos. Si necesitas relacionar datos, fechas,
números o vocabulario, apóyate en las fichas de estudio, así convertirás
la memorización en un proceso dinámico que no cansará a tu cerebro.

5. No aplicar lo aprendido

El método más efectivo para aprender es la práctica, y ciertamente esto
dependerá del tema que estás estudiando, pero es por eso que debes
realizar un caso de estudio, resolver problemas numéricos, escribir un
ensayo o hasta aplicarlo a la vida cotidiana, así tu cerebro asimila la
información aprendida con el proceso de acción y entenderá plenamente la
razón de ser de dicho contenido.

Si quieres mejorar tus resultados, adáptate a una táctica fácil de
seguir y efectiva. Estudia un tema y repásalo al día siguiente, vuelvelo
a revisar una semana después y una vez más el mes siguiente. Estarás
reforzando el contenido justo cuando el cerebro tiene curvas de olvido.

Pero lo más importante de todo esto es tener disposición, de lo
contrario no importarán las técnicas de estudio implementadas ni el
lugar perfecto, estos no harán que aprendas el contenido de tu materia
si simplemente no tienes las ganas de estudiar.

Статьи, которые могут вам понравиться

JLPT N1 漢字「裁」
Eriko Kasai
23 октября 2018 г.
「どきどき」と「わくわく」の使い方
Eriko Kasai
23 октября 2018 г.